¿Tienes hambre? Pues a comer al restaurante Open Source


Genial la idea de un par de holandeses que han creado el proyectoInstructables Restaurant, una idea que aún no tiene una versión física (en forma de restaurante, vaya), pero que es destacable porque todo, absolutamente todo lo que existe en ese teórico restaurante sigue la filosofía Open Source.

Lo explican en NetworkWorld, donde indican que cualquier cliente de este restaurante podrá acceder al “código fuente” de cualquier plato que consuma o quiera consumir, pero además es posible acceder a toda la documentación sobre los muebles utilizados, los carteles y la estructura completa de este negocio.Todo bajo licencia Creative Commons.

Los desarrolladores basan esta idea en el proyecto Instructionables.com, que aplica esa filosofía a todo lo que podamos imaginar y que permite montarnos todo tipo de inventos en pocos minutos por nosotros mismos siguiendo sencillos tutoriales con los que además podremos ahorrar un dineral. Como explican allí,

“Instructionables es una plataforma de documentación web en la que gente apasionada comparte lo que hacen y cómo lo hacen, y aprenden con esa colaboración con otras personas”.

El resultado de la aplicación de esa idea a un Restaurante Open Source es la que ha permitidocontar con toda la documentación necesaria para montar este tipo de negocio. Los desarrolladores originales trataron de hacerlo en  Amsterdam en diciembre de 2009, pero se trató de un evento preliminar que todavía no ha cristalizado en un restaurante fijo.

Hasta el “código fuente” para montar las lámparas está disponible en este sorprendente proyecto.

Pero si queréis montar vuestro propio Restaurante Open Source, ya podéis empezar a hacerlo.Una idea original, y muy nutritiva 😉

El kernel de los mil millones de euros


Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oviedo –disponible en PPT, curioso que no hayan usado un formato abierto- ha revelado que el coste aproximado de desarrollar de cero el actual núcleo de Linux ascendería a nada menos que a más de un millón de euros, unas cifras que se han calculado según estimaciones paramétricas de un estudio anterior realizado por el investigador David A. Wheeler.

En el estudio se ha tomado como referencia el kernel 2.6.30 -el kernel 2.6.33, recién salido del horno, costaría aún más- que tendría a casi 1.000 programadores trabajando y un tiempo estimado de desarrollo de nada menos que 14 años.

El salario anual por desarrollador se ha estimado en 31.000 euros, una cifra quizás algo optimista en nuestro país -donde los sueldos medios de los programadores se sitúen más alrededor de los 20.000 euros- , y eso ha permitido revelar el coste de este componente que es la base de cualquier distriución GNU/Linux y cuyo desarrollo supondría una inversión ingente.

Como revela la imagen, el crecimiento del tamaño del kernel ha sido impresionate, y eso también supone un incremento del coste de versión en versión.

Este estudio contrasta con varios que mencionamos hace unos meses. Por ejemplo, en abril apareció un estudio que estimaba el valor del ecosistema Open Source en 387.000 millones de dólares -ahí es nada- y antes incluso la Linux Foundation estimó el valor de Linux -no tomando tan en cuenta otras soluciones de Código Abierto- en 25.000 millones de dólares.

El estudio ha tenido en cuenta también el coste que tendría el desarrollo del kernel a lo largo de distintos años, basándose en factores como el número de líneas de código adicionales.

Cierto que en la actualidad la mayoría de los programadores que trabajan en el kernel lo hacen gracias a empresas como Red Hat, Intel o IBM, que les pagan por su trabajo, pero aún así es destacable ese dato, que confirma la importancia de los esfuerzos de desarrollo colaborativo.